HÓRTICOLAS

ESPAÑA EN LA CRESTA DE LA OLA DE LA OBTENCIÓN VEGETAL HORTÍCOLA

España es el primer exportador mundial de hortícolas, siendo este sector una parte fundamental de la producción agrícola de nuestro país, cultivándose 567.700 hectáreas que producen 22,9 millones de toneladas. Además, el sector hortícola español está caracterizado por su dinamismo tecnológico y la aportación de alto valor añadido, basado en la renovación varietal. Gracias a la investigación y al desarrollo de nuevas variedades, cuenta con una oferta amplísima pudiendo abastecer al mercado a lo largo de prácticamente todo el año con productos avanzados que mejoran su calidad y rendimiento.

La obtención vegetal ha podido multiplicar los rendimientos de las cosechas, la calidad, y ha mejorado la resistencia frente a plagas y enfermedades. Las compañías asociadas a ANOVE tienen por objeto la investigación y desarrollo de nuevas variedades de cultivo hortícola que constituyen la base de toda la producción, para lo cual son necesarias elevadas inversiones en I+D+i, un personal cualificado y centros de investigación con laboratorios tecnológicamente avanzados, que permitan innovar en aspectos esenciales como la biotecnología, patología y fisiología vegetal. Los avances en mejora vegetal también aportan mejoras en productividad, en cualidades organolépticas o en resistencia a enfermedades y plagas, que permiten asegurar la producción frente a las restricciones en el uso de fitosanitarios.

En España, el sector obtentor de semillas hortícolas factura anualmente 295 millones de euros, dando empleo a 1.590 personas de las cuales 828 son personal cualificado en I+D+i.  Existen 34 centros de I+D+i que realizan un gasto anual de 46,8 millones de euros, comercializando 4.500 variedad de 47 especies hortícolas, de las cuales 700 pertenecen sólo a tomates. La I+D del sector hortícola se realiza principalmente en España, estimándose una distribución de la I+D en España y fuera, del 50-50%.

La mayor zona de obtención vegetal es la provincia de Almería, donde se han obtenido más de 2.000 variedades desde los 12 centros de investigación de especies hortícolas ubicados en su territorio. Desde ellos se han lanzado al mercado, sólo en 2015, 250 variedades. El sector hortícola almeriense invierte cerca del 10-20% en I+D+i, aunque en algunos casos  puede alcanzar el 30%. Las previsiones de futuro no contemplan en ningún caso reducir esta inversión, sino aumentarla o mantenerla estable.

Estas investigaciones realizadas en centros de I+D+i de Almería han aportado mejoras tales como: resistencia a nematodos, Bremia, Fusarium, Leivelullateurica, TSWV, TYLCV, Oidio, aphidos, etc; mayor volumen y vigor; nuevos colores, texturas, etc; mejor conservación en lineal y más tiempo de conservación en campo; mejora post cosechas. Estas variedades hortícolas obtenidas mediante la mejora vegetal, sólo se mantienen en el mercado entre 3-4 años desde su inscripción.

COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.