CEREALES Y PROTEAGINOSASGENERAL

LA IMPORTANCIA DE UTILIZAR SEMILLA CERTIFICADA

Más de 150 agricultores y profesionales del sector agrario asistieron el pasado sábado 5 de septiembre a la Jornada de Cereal organizada por CAMPAL y la publicación CAMPO durante la celebración de la Feria Agropecuaria SALAMAQ 2015.

La Asociación Nacional de Obtentores Vegetales (ANOVE), participó en la misma con la ponencia “La semilla es la clave” a cargo de Javier Álvarez, en la que se destacó la importancia de la mejora genética que ha conseguido que el agricultor duplique los rendimientos de los cultivos desde la segunda mitad del S. XX hasta nuestros días. Se puso de relieve también que esta labor de investigación ha dado como resultado variedades que aportan mayor resistencia a enfermedades y plagas, que se adaptan mejor a diferentes condiciones adversas de cultivo y, mejoran la calidad así como la adaptación a los distintos procesos de transformación y uso. En resumen, incrementan la producción y adecúan la calidad a los requerimientos del mercado.

Del mismo modo se recalcó que la industria obtentora invierte alrededor del 25% de sus beneficios en investigación y desarrollo de nuevas variedades, un proceso largo y costoso. Poner una nueva variedad de cereal en el mercado supone unos 10 años de investigación y un coste de entre 1-1,5 millones de euros por lo que es indispensable continuar invirtiendo en programas de mejora genética como única forma de fortalecer el sector agrícola: “es necesario lograr financiación para que aumente el número de empresas que apuestan por la investigación”.

Se habló también de la normativa actual en materia de semillas y de la necesidad de proteger las nuevas variedades vegetales mediante el “Título De Obtención Vegetal”. Se subrayaron especialmente las ventajas del uso de semilla certificada, tanto por su calidad como por la sanidad, lo que se resume en una mayor producción y rentabilidad del cultivo. Así mismo se insistio en la necesidad de asegurar la trazabilidad de toda materia prima que llega al consumidor que debe partir desde la semilla, y esto sólo se consigue con la semilla certificada.

Para finalizar la presentación, se animó a jugar limpio por parte del agricultor, del transformador y del productor de semillas. “Sin una industria de obtención de variedades fuerte e innovadora, se pone en grave riesgo la competitividad y desarrollodel sector agrícola español frente a países vecinos”.

COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.