MAÍZ, GIRASOL Y CULTIVOS INDUSTRIALES

El cultivo de variedades vegetales mejoradas de maíz en la Unión Europea

El maíz es el cultivo más importante a nivel global, con más de 148 millones de hectáreas cultivadas y una producción estimada de 800 millones de toneladas. La Unión Europea es la tercera región más importante en producción, tras USA y China, con alrededor de 26 millones de hectáreas. En España se cultivan 418.545 hectáreas de maíz con una producción total de 4.776.190 Tn.

El maíz es una planta de tipo anual cuya inflorescencia da lugar a una mazorca constituida por un cariópside normalmente amarillo. Como media, cada mazorca consta de 14 carreras con un número de granos variable por carrera. Es una planta de clima templado, muy sensible al frío y a las heladas. En Europa, el maíz se usa principalmente en la alimentación animal, tanto en grano como en ensilado, aunque también es utilizado para la producción de biogás y la producción de semillas.

En Estados Unidos, el 90% de la superficie cultivada de maíz está sembrada con variedades híbridas modificadas genéticamente (OMG). Sin embargo, en la Unión Europea solo el 2% del total de la superficie de maíz es OMG. En la Unión Europea se comercializa el maíz MON 810 cuya modificación genética tiene como objetivo proteger la cosecha contra una plaga nociva, el piral del maíz. Este cultivo fue autorizado en 1998. En 2015, cinco países de la Unión Europea (España, Portugal, República Checa, Rumania y Eslovaquia) plantaron 116.870 hectáreas de maíz modificado genéticamente, un 18% menos de lo cultivado en 2014. España es el país con la mayor superficie cultivada, el 92% del total de maíz MG plantado en la unión europea, lo que equivale a 107.749 hectáreas cultivadas en 2015. La Comunidad Autónoma que más hectáreas de maíz MON 810 cultivó en 2015 fue Aragón con un total de 42.612 ha, seguida de Cataluña con 30.790 ha.

El valor del mercado de semillas de maíz en Europa se estima en 1,6 billones de euros. Los subproductos como biogás, silo o grano procedentes de esas semillas tienen un valor estimado de más de 32 billones de euros. El maíz para ensilado, con un área de producción de 15 millones de hectáreas produce un valor total de 21.400 millones de euros mientras que el maíz para grano, con 9,5 millones de hectáreas produce 10.000 millones de euros.

A nivel mundial, se cultivan más de 200 tipos de maíz, con ciclos de cultivo muy diversos, que van desde los tipos de maduración muy temprana (Gaspée) de 60 a 70 días, hasta los tipos de maduración tardía con 10 o 11 meses producidos en las regiones tropicales. También existen grandes diferencias en la altura de las plantas, desde 30 – 40 cm hasta más de 10 metros en las regiones tropicales, que muestran la gran diversidad existente dentro de la familia de plantas de maíz.

El objetivo principal de la mejora vegetal del maíz sigue siendo la mejora de su rendimiento. Se han desarrollado programas de mejora específicos para los diferentes usos centrados en el grano (rendimiento en grano), ensilado (digestibilidad) o biomasa para bioenergía. El incremento significativo de rendimiento en las últimas décadas es consecuencia del avance genético en los híbridos del maíz. Desde los 50, la mejora genética del maíz pasó de variedades de polinización abierta a los híbridos.

Otros objetivos de la mejora son la resistencia o tolerancia a factores de estrés abiótico tales como resistencia a sequía, plagas y enfermedades.

Si quieres saber más sobre variedades vegetales mejoradas de maíz en la UE visita este enlace: http://web.anove.es/media/Factsheet-Maiz.pdf

COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.