BLOGGENERAL

Innovación para una alimentación saludable

Este fue el título elegido dentro del Foro Innovadores en la Tercera Revolución Digital organizado por Innovadores by Inndux, en la Fundación Pons, al que asistió nuestra Directora, Elena Saenz. Un panel de expertos de alto nivel debatieron sobre la tecnología aplicada a las semillas, la protección de cultivos, la agricultura digital emergente que deben garantizar no solo la alimentación de una población creciente, sino también un objetivo ineludible: que sea saludable.

Es un desafío enorme porque además debe desarrollarse en un marco de sostenibilidad económica, social y medioambiental de forma que toda la cadena pueda mirar al futuro con optimismo. La innovación de base tecnológica constituye, así quedo claro en el debate, uno de los pilares de la estrategia de desarrollo.

Manuel Melgarejo, Presidente de Corteva Agriscience para España y Portugal destacó que en España estamos en el momento de mayor seguridad alimentaria y que no hay un sector más regulado que este, e instó a las administraciones a que ayuden al sector a favorecer esa transparencia hacia el consumidor.

Mónica Sorribas, Global Program Management de Corteva, expuso que la mejor forma de seguir el avance de la tecnología es reinventarse continuamente y, por ello, su modelo de empresa se asemeja a un conjunto de startups.

Por su parte, Rafael López, Director de Transferencia de Tecnología de Pons IP, destacó que actualmente la inversión en el sector agroalimentario es una garantía, obteniéndose rentabilidades de hasta el 17% frente al 10% de las TICs.

El punto de vista de los agricultores estuvo representado por Pedro Gallardo, en su calidad de Presidente de ALAS (Alianza para una Agricultura Sostenible),  apuntó al efecto que las legislaciones, europeas o españolas, pueden ser un freno o un motor y que puede someter a los productos de la UE a una competencia desleal, por lo que se debe aplicar el principio de reciprocidad. Remarcó el reciente comentario del Comisario Phil Hogan que reconoció el fallo que supuso la prohibición del uso de Neonicotinoides en remolacha. Dejó claro, que es imprescindible la coherencia y destacó el trabajo que han realizado los agricultores para hacer más sostenibles sus explotaciones. Lamentando, eso sí, el escaso reconocimiento por parte de la sociedad al trabajo que realizan.

Desde el ámbito científico, Victoria Moreno, Directora del Instituto de Investigación en Ciencias de la Alimentación del CSIC, defendió la necesidad de que exista una estrategia de país que permita desarrollar un marco que favorezca la consecución de los objetivos necesarios para un desarrollo sostenible y que permita alinear la investigación hacia ellos. Los jóvenes, afirmó, deben ser una parte esencial de la misma. También dejó claro que la sociedad ha pasado de ser un público más a un  actor relevante en la toma de decisiones sobre los objetivos de investigación.

Fue unánime la petición a los políticos para que las nuevas tecnologías y las nuevas herramientas, eficientes y basadas en la ciencia, que puedan ayudar a la sostenibilidad, en sus tres vertientes, puedan ser utilizadas en Europa.

Fue un debate muy interesante, en el que se concluyó la necesidad de poner en valor ante la sociedad el trabajo que se está realizando en el ámbito científico y tecnológico, tanto por el sector privado como por la investigación pública, para suministrar alimentos saludables. Asimismo, la necesidad de que los políticos y reguladores, tomando como referencia la ciencia, actúen como motores que impulsen y no lastren la innovación.

En este enlace se puede ver el vídeo completo del debate.

COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.