FRUTALESGENERAL

Sin obtentores no se sostendría la producción frutícola española

Obtentores y viveristas se reunieron el pasado 15 de noviembre en el Hotel TRYP ATOCHA (Madrid) para debatir sobre el futuro de un sector de vital importancia en la agricultura española. La jornada, organizada por la Asociación Nacional de Obtentores Vegetales (ANOVE), llevó como título “El valor de la innovación en variedades de frutal”.

Antonio Villarroel, Secretario General de ANOVE, fue el encargado de dar la bienvenida a los asistentes realizando una reflexión acerca de la situación actual del sector frutícola y de los problemas a los cuales se enfrenta destacando que la innovación es la herramienta clave para salir todos juntos adelante. Tras él, Elena Saenz, Directora de ANOVE, explicó a los presentes qué es y cuál es el trabajo de ANOVE y GESLIVE, enfatizando la importancia de ambas no sólo para los obtentores, sino también para productores y viveristas.

Miguel Vela, Director del Departamento de Calidad de la Federación Española de Asociaciones de Productores Exportadores de Frutas y Hortalizas (FEPEX) presentó el trabajo que realizan centrándose en la “Mesa de trabajo de variedades y plantas de vivero de frutales” que lleva operativa desde 2013, trabajando para respetar el derecho del obtentor e informar sobre las nuevas variedades.

Tras esto, representantes del MAPAMA dieron unas ponencias técnicas dirigidas a informar de las últimas novedades a los viveristas presentes. Victoria Colombo, Jefe de Área de Plantas de Vivero del MAPAMA, explicó el impacto del nuevo “Real Decreto por el que se establecen requisitos específicos para la producción de material de reproducción y plantones de frutales, requisitos específicos que deben cumplir los proveedores, y normas de inspección oficial”. Tras ella, Dª Esther Esteban Rodrigo, Subdirectora General de Medios de Producción Agrícolas y Oficina Española de Variedades Vegetales (MAPAMA) realizó la ponencia “Asegurando la trazabilidad: Plan Nacional de Control y Certificación de Plantas de Vivero de Frutales del MAPAMA”.

La Jornada terminó con una mesa debate titulada “Los eslabones de una cadena sólida” moderada por Antonio Villarroel. En dicha mesa todos los miembros de la cadena dieron su visión sobre el tema: Simó Alegre (obtentores), Javier Provedo (viverista-obtentor), Chus Verón (viverista), Josep Presseguer (productor) y Esther Esteban (administración).

Josep Presseguer hizo especial hincapié en la necesidad de que los obtentores y los productores se conozcan y se entiendan para lograr los retos a los cuales se enfrenta el sector. Respecto a esto, Antonio Villarroel enfatizó la necesidad de que se vea a ANOVE como un aliado, poniendo en el mercado nuevas variedades que benefician al conjunto del sector. La relación obtentores–viveristas es de beneficio mutuo, pues se necesitan los unos a los otros, tal y como recalcó Javier Provedo.

Chus Verón trató la importancia de la certificación por parte de los viveristas y que “es fundamental controlar a los viveristas ilegales pues ponen en peligro a todo el sector”. Simó Alegre destacó la importancia de la innovación, “los obtentores sobrevivimos gracias a la innovación, hay que cuidar la generación de esa innovación”. Concluyó afirmando que “los viveros no controlados generan una amenaza sanitaria”. Por su lado, Esther Esteban explicó la importancia de un plan de control dirigido a variedades comerciales.

COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.