BLOGHÓRTICOLASSEMILLAS

Semillas ecológicas para un futuro sostenible

Los agricultores que producen frutas y hortalizas ecológicas lo hacen de manera respetuosa con los ciclos de vida naturales, reduciendo al mínimo el impacto humano sobre el medio ambiente.

Con el objetivo de maximizar de manera eficiente los recursos in situ, los agricultores ecológicos realizan rotación de cultivos, siembras simultáneas, fertilización orgánica o control natural de patógenos, evitando el uso de pesticidas o fertilizantes de síntesis química

La primera decisión estratégica que deben tomar los productores ecológicos de cultivos hortícolas es la elección de la variedad a sembrar. La base de un cultivo ecológico de alto rendimiento es la semilla ecológica, el origen de la cadena alimentaria.

Las semillas producidas a través de métodos convencionales no pueden ser utilizadas para alcanzar completamente las metas de la agricultura ecológica.

Por tanto la inversión en semillas ecológicas de alta calidad que cumplan las condiciones de cultivo ecológico es una prioridad para el agricultor ecológico profesional.

La obtención vegetal de semillas ecológicas es una actividad basada en la investigación y desarrollo de nuevas variedades que contribuyen a la sostenibilidad del medio ambiente, y mejorar el rendimiento de los cultivos ecológicos.

Actualmente hay compañías de semillas especializadas que se encargan de llevar a cabo esta labor de investigación en mejora genética de variedades ecológicas, combinando las altas innovaciones en tecnología de semillas con técnicas de cultivo modernas y respetuosas con los principios básicos tradicionales de la agricultura ecológica, lo que podríamos llamar tecnoecología.

Las compañías de semillas especializadas en la obtención de variedades ecológicas controlan el rendimiento, adaptabilidad y resistencia de las mismas tanto en centros experimentales como en áreas de cultivo locales.

La selección de esas variedades también se llevan a cabo bajo sistemas de agricultura propensos a enfermedades, siendo el proceso totalmente orgánico de principio a fin. El resultado final son variedades de semillas ecológicas fiables que cumplen con las necesidades de los productores profesionales a la vez que satisfacen las demandas de los consumidores en términos de sabor y autenticidad.

El crecimiento del consumo de productos frescos ecológicos es una realidad a nivel global, sobre todo en núcleos urbanos donde la población se muestra cada vez más sensible hacia un modelo de consumo sostenible, en el cual todos los procesos de la cadena de suministro sean totalmente orgánicos, lo que incluye su mismo origen, semillas de producción ecológicas.

Las compañías obtentoras de semillas ecológicas invierten continuamente en innovaciones y procesos que contribuyen a satisfacer las expectativas de los consumidores ecológicos, a través de la producción de alimentos que incrementan su valor nutritivo, tienen un excelente sabor, mejoran su color y la percepción de apariencia tradicional.

Los productores ecológicos que se enfocan en mercados profesionales, e invierten para mejorar el rendimiento de sus cultivos y la fiabilidad de sus productos desde el origen, establecen alianzas estratégicas con las compañías de semillas especializadas en la mejora vegetal ecológica, siendo un factor clave para la mejora y el futuro desarrollo del sector de la alimentación ecológica, creando un valor añadido para el consumidor final.

Myriam López Rodriguez

Sales Manager Vitalis – Enza Zaden

COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.