BLOGGENERALHÓRTICOLAS

La mejora vegetal del tomate ha contribuido a la economía española con más de 16.000 M€

Según un estudio elaborado por el Instituto Cerdà las mejoras de la obtención vegetal han dado lugar a un incremento de la productividad del tomate de entorno al 50%. Esto, a su vez, ha hecho posible, entre 1990 y 2018, una producción adicional de 36,4 millones de toneladas de tomate en España, es decir, el 32% de la producción en este periodo. Gracias a la mejora vegetal se han producido anualmente como promedio 1,26 millones de toneladas adicionales. En los últimos 20 años se han podido exportar 18,7 millones de toneladas de tomate gracias a la mejora vegetal.

Estas son algunas de las conclusiones más destacadas del informe que por primera vez, cuantifica las aportaciones económicas, sociales y medioambientales que tiene la mejora vegetal en España, el cual incluye un exhaustivo análisis centrado en el cultivo del tomate.

El informe desvela por primera vez cuánto aporta la mejora de semillas y plantas a la economía española: casi 1.000 millones de euros en 2019. Obtiene novedosos datos reveladores como los que indican que las empresas y centros públicos dedicados a la mejora vegetal contribuyeron a la economía española entre 1990 y 2017 con un total de 24.571 millones de euros; esto supuso una aportación promedio anual al Valor Añadido Bruto de 890 millones de euros; solo en 2019, el sector obtentor inyectó a la economía nacional 985 millones de euros de Valor Añadido Bruto.

Producción de tomate, rentas de los agricultores y empleo

El informe afirma que, gracias a la introducción de nuevas variedades vegetales, la mejora en las tecnologías y el manejo del cultivo, “se han producido incrementos de productividad en tomate superiores al 240% en los últimos 50 años, y del 88% en los últimos 30. En 1970, la productividad media del tomate en España se situaba en 25 toneladas por hectárea, mientras que en 2018 se alcanzaron 85 toneladas por hectárea”.

Solo en lo que se refiere al cultivo del tomate los obtentores vegetales han creado en España casi 16.000 puestos de trabajo cada año durante el periodo 1990-2017, contribuyendo así al desarrollo y la competitividad rural del campo español y fijando población en los núcleos rurales.

Según señala el estudio, “el incremento de la producción, asociado a la actividad del sector obtentor, permitió aumentar los ingresos de los agricultores entre 1990 y 2017 en más de 12.000 millones de euros, un 31% de sus ingresos de este periodo. Esto supuso una aportación promedio a los ingresos anuales de 430,7 millones de euros/año”.

COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.