BLOGGENERAL

Hoy conocemos a Luis Fuentes, técnico de cultivos extensivos

Bueno Luis, para empezar y conocerte un poco mejor, haznos un breve resumen de tu formación y tu carrera profesional.

Soy Ingeniero Agrónomo por la UPM de Madrid y comencé mi actividad profesional en la gestión integral de grandes explotaciones agropecuarias. En 2001 comencé mi trayectoria laboral en ANOVE (GESLIVE) lo que me ha permitido conocer de primera mano el gran impacto que tiene el sector obtentor de variedades vegetales en nuestra agricultura. En estos 20 años he tenido la oportunidad de desarrollar proyectos para dinamizar la transferencia de tecnología, pudiendo valorar el gran cambio y profesionalización que ha experimentado el sector agrario español, especialmente en el marco del respeto de los derechos de obtención vegetal, fomentando de este modo la protección y defensa de la investigación y desarrollo de nuevas variedades.

Madre mía, que trayectoriaaaaaa, 20 años ya trabajando en favor de la obtención vegetal. Vamos con unas preguntas para conocer más tu labor.

¿Cuáles son tus funciones principales?

Soy responsable de la transferencia de tecnología y gestión de contratos de licencia de multiplicación de semilla de la Sección de Cereales y Proteaginosas de ANOVE. También coordino las acciones técnicas de la gestión de la semilla de granja y todas aquellas encaminadas para el aumento, promoción y control normativo del uso de semilla certificada. Igualmente llevo a cabo labores de asesoramiento a agricultores, operadores y multiplicadores de semilla en relación al uso del material para la siembra. Otras funciones que llevo a cabo son la gestión de datos de producción de semilla, el control y fomento de las buenas prácticas en el uso del maíz Bt, y la ejecución de actos de comunicación mediante la redacción de artículos o participación en jornadas divulgativas.

¿Cuáles crees que son las dudas principales que los agricultores pueden tener respecto a la certificación de semilla de cereal?

Una de sus principales dudas que se le plantea al agricultor es la elección de la categoría de semilla certificada que va a sembrar, R-1 o R-2. Algunos agricultores se decantan por la compra de semilla categoría R-1 por desconocimiento de los requisitos de calidad exigidos en ambas categorías, cuando, en el caso del trigo o la cebada, presentan los mismos valores exigidos en germinación, pureza específica, humedad, nº de semillas de otras especies y de otros cereales. Alguna diferencia a mencionar sería el % mínimo de pureza varietal exigido, del 99,7% para la R-1 frente al 99% de la R-2, siendo valores mínimos por lo que la R-2 puede presentar también valores superiores al 99%. A mi juicio, el agricultor debería adquirir siempre categoría R-2 pues dispondrá de un material de siembra de gran calidad a un precio muy ajustado.

Del mismo modo, el agricultor debe saber que, tras el importante esfuerzo llevado a cabo en obtener y registrar una nueva variedad, la certificación de semilla no es sólo el procesado de este material sino que hay varias fases que garantizan la calidad del producto que llega a sus manos, como es el mantenimiento o conservación de la variedad mediante la producción de semillas parentales, desde la generación prebase (G-0, G-1, G-2 y G-3) hasta la categoría base (G-4), la posterior multiplicación de la semilla para la producción de R-1 y R-2, de modo que mantenga sus características en el espacio y en el tiempo. Todo este trabajo se lleva ordenada y meticulosamente en colaboración con agricultores de la comarca y, una vez cosechada la semilla, ésta deberá someterse a operaciones de almacenamiento, transporte, secado, prelimpia, selección, clasificación, tratamiento fitosanitario, ensacado, etiquetado y su almacenamiento previo a la comercialización, de modo que cuando el agricultor compra su semilla ésta cumpla con todos los requisitos establecidos por la normativa que garantizan la extraordinaria calidad del material de siembra.

¿Cuáles son los principales argumentos para explicar al agricultor las ventajas de la semilla certificada?

La semilla certificada es un producto de calidad de primer orden, estandarizado y de reconocimiento internacional.  Su empleo supone una serie de ventajas que no presenta otro material de siembra y reduce los riesgos de la explotación agraria ya que la semilla certificada garantiza la implantación del cultivo, la reducción de malas hierbas, la mayor sanidad del cultivo y, por tanto, el incremento de la producción.  Del mismo modo, supone un ahorro significativo en la dosis de siembra, como consecuencia del elevado índice de germinación que posee, y permite ahorrar en el tiempo invertido en disponer de la semilla pues el agricultor no tiene que transportar, almacenar, tratar y acondicionar el grano de su cosecha, con los riesgos que estas operaciones pueden conllevar. Además, el uso de semilla certificada hace posible la inversión en I+D del sector obtentor al garantizar la sostenibilidad en el tiempo de los programas de mejora para obtener variedades cada vez más rentables.

 Al ser un elemento básico en sistemas de producción industrial, su uso fomenta la seguridad alimentaria al asegurar la trazabilidad de los alimentos desde su origen. Por otro lado, la producción de semilla certificada contribuye al desarrollo rural al ser es una actividad industrial de valor añadido que se lleva a cabo en su entorno.

MUCHAS GRACIAS LUIS, HA SIDO UN AUTÉNTICO PLACER CONOCER TU TRABAJO

COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.