FRUTALESGENERAL

Aprende más sobre el arándano (parte I)

El reciente estudio elaborado por el Instituto Cerdà afirma que “el arándano es una de las especies de mayor crecimiento de la fruticultura mundial”. El informe destaca que “sin la aportación de la mejora vegetal, no hubiera sido posible en España el cultivo del arándano. De hecho, el 100% de la producción obtenida y de los ingresos generados entre 1995 y 2018 es gracias a la obtención vegetal”.

Gracias a la investigación llevada a cabo por los mejoradores vegetales un cultivo propio de climas fríos se ha podido adaptar a las condiciones de temperatura y humedad de lugares cálidos como ciertas regiones del sur de Europa. En este sentido, se han logrado plantaciones de arándano en latitudes y tipos de suelos que hasta hace muy pocas décadas hubieran resultado insospechados. Esto, en gran medida, ha sido posible gracias a la selección de nuevas variedades adaptadas a casi todo tipo de climas y a las nuevas técnicas de cultivo.

El arándano se caracteriza por sus bayas de color oscuro a las que se les atribuye un alto valor medicinal y nutricional, puesto que interfiere en el metabolismo celular humano y disminuye la acción de los radicales libres, asociados al envejecimiento, cáncer, enfermedades cardíacas y Alzheimer.

Aportaciones de la mejora vegetal en la producción del arándano

Andalucía es, con diferencia, la primera región productora de arándano de España y concretamente en la provincia de Huelva se concentra el 82% de la superficie cultivada y el 97% de la producción de arándano del país. Su cultivo se extiende a más de 3.000 hectáreas, en las que se recogieron 42.000 toneladas en el año 2018. Le siguieron a mucha distancia Asturias (300 hectáreas), Cantabria (200 hectáreas) y Galicia (150 hectáreas).

Teniendo en cuenta la superficie de cultivo, cabe destacar el incremento en la producción. Entre 1995 y 2018, se alcanzó una producción acumulada de aproximadamente 160.000 toneladas de arándano. En este sentido, Lluís Inglada señaló durante la presentación del informe que “la introducción de nuevas variedades ha supuesto una aportación anual de 10.812 toneladas de arándano entre estos años”. En España, la superficie total de cultivo de arándano se multiplicó por 6 entre 2012 y 2018. Según los datos recogidos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la producción mundial alcanzó más de 800.000 toneladas en 2019, con casi 120.000 hectáreas sembradas.

Actualmente, el arándano cuenta con más de 300 variedades diferentes en la Unión Europea y es uno de los cultivos con mayores perspectivas de crecimiento en un futuro próximo. Distintos estudios de mercado indican que, en Europa y en España, el consumo de arándanos se multiplicará por cuatro, pasando de los 0,180 kilos actuales a casi un kilo por persona y año. España ya lidera la producción en Europa, con más de 43.000 toneladas, lo que representa el 41% del total de la producción comunitaria. El rápido incremento de su consumo hace esperar que en los próximos años la producción mundial pueda duplicarse y alcanzar los 2 millones de toneladas anuales.


Puedes encontrar la información completa sobre el informe realizado por el @InstitutCerda pinchando aquí

COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.